BITÁCORA DOMINICANA… Y ESTO ES TODOS LOS DÍAS.


Una de las cosas más comunes en el barrio es la falta de energía eléctrica, es algo habitual que en diferentes horas del día la gente se quede sin este servicio. Evidentemente, este problema acarrea muchas incomodidades a la gente e incluso puede generar otras situaciones más serias como la inseguridad.

Ahora, es importante mencionar todo lo que está involucrado en esta situación, ya que cuando cosas así suceden existe una tendencia a culpar a alguien sin recordar que los problemas sociales son de todos y para darles solución, entonces, todos deben aportar algo en cierta medida. Aunque todavía hay algunas cosas que no entiendo en referencia a esto, a continuación trataré de describir lo que sucede y las razones por las cuales es difícil que esto se solucione rápidamente.

En primer lugar, hay que tener claro que este servicio público requiere de toda una infraestructura para que pueda ser de calidad. Desafortunadamente, los barrios son las zonas más descuidadas en este sentido y se pueden ver muchas instalaciones maltratadas y es obvio que no existe una supervisión por parte de las autoridades para mejorar la calidad de las mismas. Sin embargo, también es común encontrar muchos postes de los cuales la gente se “cuelga” para hacer su propia instalación, lo cual empeora las cosas ya que se vuelve un desorden cuando existe algu

na falla. Así, podemos pensar que el gobierno debería preocuparse por regularizar todo lo referente al cableado y postes para poder brindar después un servicio que todas las familias puedan aprovechar. Obviamente, asumiendo que también se interesen por invertir todo lo necesario en las plantas generadoras de energía que puedan abastecer a la cantidad de gente que habita el país.

Por otra parte, es sabido por todos que la energía es costosa y resulta muy complicado que un gobierno pueda hacerse cargo de este tipo de gastos. Es decir, la gente debe responsabilizarse de lo que consume y pagar en tiempo y forma los servicios para que puedan ser de calidad. Hasta donde tengo entendido, los consumidores deberían pagar alrededor de 8 dólares al mes por el servicio (se paga por cuota fija y no por cantidad de consumo), pero solamente cum

plen con esta obligación menos de la tercera parte de las personas. Incluso, muchos optan por adquirir un generador de electricidad que les permita tener prendidos los aparatos e iluminados sus hogares mientras se restablece el suministro.

De esta manera, se vuelve todo un círculo vicioso: el gobierno no brinda las instalaciones adecuadas porque la gente no proporciona el dinero para hacerlo… y la gente no paga porque no recibe un servicio de calidad. Lo peor de todo, es que sufren justos por pecadores, ya que el suministro de luz se interrumpe para todos por igual, paguen o no.

Es en este tipo de situaciones en las que se requieren los acuerdos entre todos los integrantes de una sociedad. Pero muchas veces se olvida que, para que los acuerdos funcionen, deberán ser bilaterales; es decir, otorgan derechos a la vez que imponen obligaciones. El gobierno estaría obligado a brindar un servicio de calidad pero tendría derecho a recibir el pago de todos; mientras que la gente tendría derecho a no perder la energía eléctrica pero la obligación de cumplir con los pagos.

Es cierto que son temas que pueden generar polémica porque se incluyen otras situaciones como la

falta de buenos salarios o la regularización de los terrenos habitados pero si nos ponemos a debatir al respecto nunca terminaríamos… así que por alguna parte se debe empezar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s