BITÁCORA DOMINICANA… EL RUIDO


La persona que esté planeando vivir en República Dominicana debe tener en mente que una de las cosas a las que tendrá que acostumbrarse es al ruido. Es un ruido que tiene su manifestación más evidente en la música que se escucha a todo volumen en el hogar o el auto, pero que  surge desde la forma de comunicarse del dominicano.

En cualquier calle es común que los diferentes locales comerciales tengan puesta la música a un volumen muy alto; en el barrio también se acostumbra que la gente saque sus bocinas a la banqueta y las ponga a funcionar sin preocuparse por los altos decibeles. Incluso en ocasiones es prácticamente imposible escuchar al vendedor de una tienda debido al ruido, así que hay que optar por entenderse con algún gesto y es suficiente para llevar lo que se necesita. De esta manera, una persona que necesite silencio para poder conciliar el sueño  tendrá que esperar hasta las diez u once de la noche, cuando la gente apaga sus aparatos y se va a dormir.Es suficiente con caminar  por alguna avenida para darse cuenta que a mucha gente le gusta gastar algo de dinero en sus autos agregando potentes sistemas de sonido para escuchar música, o simplemente modifican los escapes de sus motocicletas para que suenen mucho más fuerte. Además, es costumbre de los conductores utilizar mucho el claxon al manejar, lo cual se suma al ruido ya mencionado.

Pero, como comenté anteriormente, el alto volumen es parte del dominicano a ya que para hablar la gente acostumbra elevar el tono de su voz de modo que en muchas ocasiones gritan en lugar de hablar. En un principio podría parecer que están molestos o discutiendo, pero es cuestión de acostumbrarse y darse cuenta que es algo natural.

Sin embargo, también he visto en muchas ocasiones que en una plática de 3 o más personas puede ser que sean varios los que hablen al mismo tiempo y no necesariamente esperan su turno sino que cada vez elevan más la voz para ser escuchados. Evidentemente, cuando hay varios grupos de personas en alguna reunión, se vuelve un poco molesto para quienes no estamos habituados a ello. Así, como profesor me ha costado mucho trabajo adaptarme a esa situación en un salón de clases, porque es difícil que los alumnos respeten turnos para hablar y cuando se intenta hacer un debate se vuelve muy complicado controlar la situación.

Todo esto podría analizarse desde diferentes puntos de vista, desde mi profesión se puede tener alguna idea de las razones que podrían llevar a este comportamiento, aunque por esta ocasión me reservaré mi opinión. Lo único que me parece debería quedar claro, es que son costumbres a las cuales es necesario adaptarse para poder lograr una verdadera integración con esta cultura. Mientras tanto lo dejo solamente como parte de la narración de mi experiencia en este país.

Anuncios

Un comentario en “BITÁCORA DOMINICANA… EL RUIDO

  1. Rodriiiiiii !!!!!!!!!! Que gusti ver q te vaya re bien jajajaa haber cuando vienes a visitar ehhh !!b un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s