TAEKWONDO… ¿APRENDER A NO PELEAR?


Recientemente escribí acerca de la forma en la que el taekwondo se ha convertido en un negocio para muchas personas (pueden ver la entrada aquí). Explicaba que los constantes cambios en el reglamento, así como la enorme cantidad de competencias y el interés por el taekwondo como deporte se vuelven un negocio redondo para quienes están interesados más en el dinero que en los pilares de esta disciplina. Sin embargo, en ningún momento he pensado que las competencias deban eliminarse, si bien es cierto que el profesor no debe olvidarse de los elementos básicos del arte marcial, también es importante que una persona que la practica tenga la experiencia del combate.

Una de las premisas más importantes de las artes marciales puede resultar contradictoria para quien la escucha por primera vez: enseñar a no pelear. ¿Cómo pueden “enseñar a no pelear” si desde el principio el profesor instruye al alumno para dar patadas y golpes? ¿Entonces para que se hacen las competencias? Muchas son las personas que nos acercamos por primera vez a una escuela buscando precisamente aprender a atacar o defenderse de los demás. Pero conforme pasa el tiempo y el alumno va madurando descubre que la verdadera razón para aprender a dar patadas y golpes es el control de sus movimientos, y más aún, el dominio de sí mismo.

Las artes marciales brindan muchos elementos para lograr lo anterior, pero el más significativo de ellos precisamente es el combate. No hay otra manera de igualar lo que implica pararse frente a otro competidor sabiendo que se iniciará una pelea en la cual existen muchos riesgos. Evidentemente se hace durante los entrenamientos, pero cuando se trata de una competencia real, la sensación que se experimenta es completamente diferente, mucho más intensa y cargada de adrenalina. Es un trabajo físico con una enorme carga emocional, es indispensable que el competidor vaya logrando controlar todos los aspectos mentales relacionados con la competencia.

Hay muchos practicantes que abandonan los entrenamientos en los grados básicos, justamente después de participar en sus primeras competencias. El combate es una manera de probar el carácter y quienes se dan cuenta que no lo tienen prefieren no seguir en busca de los grados superiores que requieren un control todavía mayor. El último paso competitivo, que consiste en el momento en el que se tienen las primeras participaciones en eventos de cintas negras, es la “prueba de fuego” para todo artista marcial, es en ese instante cuando se decide realmente si se tiene personalidad para permanecer en la disciplina o abandonarla por completo.

Así, un competidor que ha logrado superar esas pruebas y controlar todas las emociones previas a una pelea, no tiene nada que probar en otros escenarios de su vida. Ya no es necesario que demuestre su habilidad ante los demás y a pesar de la presión que pueda tener por pelear no tendrá que hacerlo. Un competidor ya ha usado su energía en el área a y terminó por despedirse fraternalmente de su oponente, sin rencores y sabiendo que se trata de un asunto que termina al salir del área.

Entonces, el practicante aprende con el paso del tiempo que ante una situación que le provoque enojo, indignación, desesperación, tristeza o miedo es mejor controlarse y evitar un enfrentamiento físico. Todavía más importante es que ante situaciones de peligro seamos capaces de evaluar los riesgos y reconocer que es mejor entregar una cartera a querer poner en práctica lo aprendido en un dojang. Es así como se demuestra el dominio del arte marcial y no como nos lo presentan las películas.

Por todo lo anterior, es indispensable que los profesores motiven a sus alumnos al combate, cuidando que siempre la intención sea fortalecer su carácter y no hacer negocio con ellos. Hay asociaciones que promueven competencias con diferentes reglas de acuerdo con las edades, lo cual es algo excelente; por ejemplo, los más pequeños no pueden golpearse en la cara y son premiados sin importar si ganan o pierden. Esto es algo formativo para el niño y le brinda herramientas para más adelante superar otro tipo de pruebas.

De esta manera, si ustedes son practicantes o pretenden iniciarse en alguna disciplina de esta naturaleza, tengan en mente que para poder considerarse verdaderos artistas marciales tendrán en varias ocasiones que participar en competencias. Aunque es cierto que ahora se brindan otras opciones como los rompimientos o las formas, ninguna se equipara con el combate, que se vuelve una verdadera prueba personal y que también brinda enormes satisfacciones.

Y si ustedes tienen la intención de aprender a pelear, sería bueno que vayan modificando esta idea o que fueran buscando algunos otros deportes, porque si encuentran un buen profesor de artes marciales, definitivamente no van a obtener lo que buscan.

Anuncios

3 comentarios en “TAEKWONDO… ¿APRENDER A NO PELEAR?

  1. Eseee punto de vista que da es realmente buenoo!!…. justo el que se deberia de dar en todo tipo de entrenamiento!… por que la verdad.. lo que muchos buscan es el dañar a otros fisicamente cuando no ven realmente que el arte se trata de una disciplina, orden y un control en todo aspectoo!… =D gracias por complementar el discurso que me dieron hoy! yeii!

  2. Que tal profesor en primer lugar un saludo y pues me gustaria comentar que es totalmente cierto lo que ha escrito en este articulo, ya que yo he vivido la experiencia de las artes marciales gracias a usted como profesor y todo lo que nos enseño en un momento nos sirvio para bien, nunca para provocar daño a nosotros o a alguien mas, siempre se mantuvo el orden y el coraje que se tenia fue totalmente empleado dentro del area de pelea, nunca fue llevado para producir temor o daño a otros, es claro que tenemos la noción de donde emplear nuestros conocimietos de pelea y sabemos que es el ultimo recurso ante una situación de peligro, en fin es cierto que al practicar artes marciales se aprende a controlar el caracter y nos permite tener una visión màs amplia ante una situación de riesgo.
    Saludos profesor¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s